Producciones
Ecos de la Posta S.A.
Prensa
Show Soledad en 106° Aniversario Neuquen

Publicada el 13 de Septiembre de 2010 . Prensa 2010

  

FIEL A SU ESTILO

Neuquén  -13-9-10>   Chacareras, zambas y canciones con fuerte tono romántico fueron el regalo que Soledad Pastorutti le hizo a la ciudad y su gente en la fría noche del último sábado, que sirvió para celebrar el 106 º Aniversario de esta tierra.
Ante más de tres mil personas, la zona este del Parque Central sirvió de escenario para que la cantante de Arequito despliegue en casi una hora y media un cancionero folklórico con clásicos incluidos, donde obviamente no faltó el “poncho al viento” y las sorpresas que llegaron cuando entonó “Tu cárcel”, uno de los temas que llevó al éxito de Marco Antonio Solís.
Cerca de la medianoche y después que Alexandra Jacqueline Sabio fuera electa como nueva reina, La Sole comenzó un show sin respiro en el que derrochó energía, simpatía e hizo cantar a un público fiel.
Con “La viajera” la cantante santafesina comenzó a recorrer una extensa grilla de temas que también incluyó “Buscando salida”, “Chacarera para mi vuelta”, “Una fiesta”  y el  inédito “Compadre que tiene el vino”, que sirvió de homenaje. “El vino es sangre de Cristo  porque es sangre popular”, sentenció Pastorutti.
En este regreso a escena después de de dar a luz a Antonia –hace tres meses se convirtió en madre primeriza- los sonidos del acordeón y guitarra sobresalen en la puesta musical, que también toma un matiz sentimental.  Precisamente, en esa transformación de clima el set romántico sirve para que  su hermana Natalia la acompañe en canciones como “Propiedad privada” y para que más tarde haga un recuerdo de su infancia en la esquina de Alem y San Lorenzo con “Nunca me fui”.

Promediado la noche y entrando en la recta final el popurrí de chacareras se desató sin frenos hasta arribar al esperado “A Don Ata” y finalizar al carnavalito popular “El Humahuaqueño” para cerrar el primer día de festejo en el que grandes y chicos disfrutaron de Soledad. La chica que a los 16 sacudió a Cosquín en el ’96 y que hoy fiel a su estilo, cerca de los 30,  tiene el  privilegio de ser uno de los máximos exponentes del folklore nacional.